Viste vulgar y sólo verán el traje, viste elegante y verán a la persona

Como dicta el título de este post, cuanta razón tenia la diseñadora Coco Chanel (1883-1971) cuando decía esa frase. Aunque hay otra de Francisco Grandmontagne (1866-1936) también muy cierta: “la verdadera elegancia no consiste en que aquello que nos ponemos nos mejore, sino en mejorar aquello que nos ponemos”.

Podemos encontrar un montón de frases que definan la moda desde diferentes puntos de vista, pero a mi me gusta ser práctico, decir las cosas como creo que se deben hacer dejándome de florituras, lo práctico es lo que marca nuestro día a día, pero no por ello debemos perder nuestra esencia y mucho menos la poca o mucha elegancia con la que hemos nacido.

Un hombre correctamente vestido tiene más posibilidades de conseguir cualquier cosa, que otro que vista con los zapatos sin lustrar, el cuello y los puños de la camisa con roces, sin botones o los trajes mal cortados, podríamos enumerar muchos mas “fallos” pero creo que es mejor ensalzar las cosas bien hechas.

En los tiempos que corren es cada vez más difícil encontrar gente que priorice en la buena vestimenta, dejándose llevar por las modas y no olvidemos mi premisa: “lo que hoy es moda, mañana incomoda”. La manera en que vestimos es la tarjeta de presentación más importante que tenemos. En saber usarla reside la clave.

Distinguirse por la elegancia hace que estemos un paso por delante. Si tenemos en cuenta la frase de Ralph Waldo Emerson ‘El estilo de un hombre, es la voz de su mente’, podemos inferir que un hombre vestido de forma elegante, sofisticado y pulido, siempre dará mas confianza y seguridad de uno que no lo está.

Si bien son muchos los que afirman que con la elegancia se nace, yo creo que la elegancia es una gracia, una distinción y a la vez sencillez q distingue a la persona q la tiene. Habría que distinguir la diferencia entre elegancia (anteriormente definida) y el estilo.

El estilo es la mezcla de la elegancia, la personalidad y la clase. Este, lo podemos ir modificando a lo largo de nuestra vida, con los años. El buen gusto es algo innato, las claves para llevar una indumentaria correcta en el momento adecuado pueden aprenderse. Sólo basta con seguir ciertos consejos y tener en el fondo de armario algunas de estas prendas  básicas:

El Traje debe ser de buena calidad, liso o con estampado discreto tales como las rayas o el clásico Príncipe de Gales. El traje para el día será uno color gris marengo, como segunda opción, el azul marino. Con estos dos se puede maximizar el guardarropas y armar conjuntos principalmente para la temporada otoño/invierno. Cuando llega el calor, un gris mas claro o cámel tostado funcionará muy bien.

Un detalle que seguro ya conocerás es que las mangas de la chaqueta debe dejar al descubierto un centímetro de la camisa que a ser posible debe ser de puño doble con gemelos. En cuanto al pantalón, es un “pecado” errar en el largo del mismo, un pantalón te quedará bien cuando el largo no comete ninguna arruga sobre el zapato dejando ver la mayor parte de este.

Las camisas básicas deben ser en colores lisos, en blanco, azul celeste, o color crema. Pero será la blanca la que marque la máxima distinción. Es un error elegir las amarillas porque dan la impresión de que el material está perjudicado.

La corbata es quien le da alegría al conjunto, el nudo tiene que estar centrado. Debe ser grueso pero no abultado. En cuanto al largo, el extremo debe tocar la hebilla del cinturón, pero no pasarlo.

El cinturón, como mandamiento, debe combinar siempre con los zapatos.  Los básicos que no deben faltar en tu armario son el negro y el marrón, el primero lo utilizarlas para  situaciones formales tales como una reunión de negocios importante, una entrevista de trabajo o para un casamiento o una fiesta de noche.

Los zapatos son una de las claves del vestuario. Es de extrema importancia que estén bien lustrados, con los cordones en condiciones y anudados correctamente. comprar zapatos baratos es un “falso ahorro”, los negros para máxima elegancia y marrones para el resto.

Los calcetines deben combinar con los zapatos en tonos un poco mas oscuros que el pantalón, lo ideal es llevarlo en lisos en tonos azul, marrón o negro.

Algunas reglas a tener en cuenta son las siguientes:

Una de las normas básicas para combinar el “trinomio” más importante indica que la corbata debe ser más oscura que la camisa pero más clara que el traje. En un orden de valores, yendo de más claro a oscuro, vienen la camisa, la corbata y la chaqueta.

También sugiero que los estampados o tramados deben estar presentes sólo en una prenda. Por ejemplo, si tenemos un traje príncipe de Gales, la camisa es lisa y la corbata deberá ser lo más sencilla posible.

Los accesorios también tienen su importancia:
La clave de la elegancia reside en los accesorios que complementan el conjunto, aquellos detalles que, sin llamar demasiado la atención, otorgan ese “toque” de distinción que nos diferencia del resto.

Los gemelos son una de las pocas joyas permitidas a los hombres. Son muy elegantes y nunca han dejado de estar de moda. Aunque se está poniendo de moda ponérselos incluso sin chaqueta. Deben ser discretos, llevados con gracia. Lo normal sería llevarlos acompañando a un traje de excelente calidad aunque no tiene por que ser para una ocasión especial.

El reloj habla mucho de quien lo lleva. Tiene que ser acorde a la formalidad de la ocasión por lo que, para un look completo, hay que combinar la correa del reloj con los zapatos y el cinturón y lo mas importante es evitar los relojes deportivos tan de moda ahora.

En su código del buen vestir Armani asegura que el perfume es “lo primero que la gente percibe cuando uno entra en una habitación y la última cuando sale”. Por ende, hay que usarlo, nunca abusar del mismo. Una buena alternativa es una colonia o una fragancia fresca.

El casual Friday es una tradición americana por la cual se permite vestir de una manera mas “casual” los viernes en el trabajo. Se permite dejar la corbata en casa y utilizar una vestimenta (outfit) mas casual o informal que el resto de los días de la semana.

Lo que no puedo permitir es esa moda de ir con deportivas, pantalón vaquero, camiseta, chaquetas de chandal, colores estridentes o estampados grotescos… con ello se demuestra el poco respeto que tenemos hacia nuestro trabajo y nuestros compañeros.

Anuncios

El único deporte elegante

Quisiera que reflexionara sobre una pregunta, dejando de lado elitismos y demás monsergas. ¿Hay deportistas más elegantes que los golfistas? Sabe que no, estos se llevan la palma. Hasta el punto de que los mejores jugadores marcan tendencia y las marcas los utilizan como reclamos.

lopesan-meloneras-golf_039780_full

Nuestro jugador canario más internacional Rafael Cabrera

El sur de Tenerife está lleno de campos en los que podemos ver a diario el ir y venir de jugadores vestidos de muchas formas, pero prima el respeto por el deporte en todos ellos, sobre todos los jugadores de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

La moda se convierte en protagonista en los grandes torneos. Incluso las principales marcas de ropa deportiva, crean líneas para vestir a los primeros del ranking. Somos los aficionados a este deporte los que tenemos que conocer el código de vestimenta que hay que seguir cuando asistimos a un torneo.

Puma-rickie-masters

En caso de ser novato, le daré algunas reseñas para que no “desentone” en este tipo de torneos convertidos en “actos sociales”, pero recuerde una cosa fundamental, a diferencia de muchos otros deportes, en el golf, no todo vale para acercarse al green.

A finales del siglo XX, el golf comenzó a popularizarse en Europa, dejando de pertenecer a una élite adinerada. Ahora  en algunas ciudades es un juego popular que ha propiciado la creación de más campos de juego así como la apertura de escuelas municipales que lo han convertido en un deporte más asequible.

Pero como usted comprenderá, la popularidad hace que cualquiera se pueda acercar a intentarlo y para ello, nada mejor que dar una serie de consejos elementales sobre cuál es el atuendo más adecuado para hacerlo.

Las camisas sin cuello no están permitidas de ninguna manera sean del modelo que sean independientemente de quien la vista, las camisas con cuello para nosotros siempre con mangas (corta o larga), aunque a ellas se les perdona no llevarlas.

Nada de pantalones vaqueros, ni chándal o similares, como antes indicaba, para la parte superior la prenda estrella podría decirse que es el polo, mientras que para la inferior unos pantalones de pinzas parecidos a los chinos y las bermudas (no los bañadores). En el caso de las féminas, se les autoriza una falda cómoda con la que puedan desarrollar su juego.

ropa de golf

En el caso de los jugadores a todo lo anterior, le acompaña el reconocido guante en la mano izquierda si eres diestro o en la contraria si no lo eres. La gorra o visera y los zapatos específicos para andar por el campo, los cuales deben ser autorizados.

En la mayoría de los espectáculos, debemos de tener en cuenta que el público forma parte del mismo y que este tiene que comportarse y vestir de manera respetuosa.

Aunque las modas van y vienen, ya no es frecuente ver los pantalones a cuadros escoceses, no son modernos, más bien son un clásico. Las principales marcas, se preocupan de llegar al público más joven que destaca por seguir tendencias a las que hay que añadir la comodidad, hoy en día podemos encontrar tejidos mucho más ligeros formados por microfibras que secan rápido el sudor. Si, no se sorprenda, ¡en el golf también se suda! También existen materiales que no necesitan ser planchados para evitar sus arrugas.

Aunque no lo creamos cada deporte es un campo de investigación. ¿Sabía usted que en cuanto a vestimenta, los diseñadores de golf inventaron una cinta de silicona que colocada en el interior del pantalón a la altura de la cintura evita que se salgan los polos después de hacer el conocido swing? El motivo de ello entre otras cosas, es porque en este deporte, la camisa siempre tiene que ir por dentro del pantalón.

La evolución de los materiales en los deportes de alta competición hace que una milésima de segundo o un centímetro pueda ser decisiva, de ahí que haya tanta investigación alrededor de ello.

 Pero si hay una prenda que no cambia de color y que todos desean y admiran, es la chaqueta verde del Masters de Augusta.

Para practicar golf no depende del dinero que se tenga, lo que hace falta es tener tiempo.

El Chaqué (también llamado chaquet)

Estos días me ha llegado la invitación de la boda de un amigo y compañero de mi época de jugador de baloncesto, mi sorpresa ha sido que quiere realzar su boda y pide a los invitados que portemos chaqué, me alegra que aún quede gente con clase.

No he asistido a muchas bodas de chaqué, aunque esto no quiere decir que no me guste, al contrario quiere decir que en Canarias la gente no tiene especial interés por casarse de ceremonia.

El chaqué también conocido como chaquet es un atuendo que se utiliza para bodas que se celebren de día, independientemente de cuando acabe el banquete, el acto formal es la ceremonia, no la celebración, por lo que en la invitación dejará indicado de manera muy explícita la hora de la misma y si esta, es posterior a las 6 de la tarde o bien que haya caído el sol, quizás debemos considerar que no es el mejor atuendo para este evento.

Su historia como el del resto de la ropa, es muy peculiar. Proveniente de las antiguas casacas inglesas, se utilizó para ir a cazar de ahí el corte en la parte trasera, para que cada una de las ‘alas´ de la levita, cayera por los laterales de la grupa del caballo.

chaqué de cacería

En principio, el color era rojo y se utilizaba tanto durante el día como la noche. Podríamos decir que es el atuendo moderno del hombre occidental con más antigüedad y que menos cambios ha tenido.

El chaqué es también conocido en Inglaterra como morning coat, es una prenda muy formal, para utilizar durante el día y que en un principio fue creada para recepciones, entierros,  coronaciones, proclamaciones y demás actos de “alto copete”, aunque en la actualidad se utiliza para bodas y como pudimos observar lo utilizaron también para la proclamación, las más altas instituciones del estado, (aunque alguno no pareciera saber llevarlo).

Siempre debemos preocuparnos que la novia sea la principal protagonista y la más guapa de su boda, pero ¿Qué pasa con nosotros?, ¿los hombres no podemos ir elegantes también? Debe tener en cuenta que ella merece ser acompañada ese día y el resto de los mismos por un caballero y si me lo permite, a través de este post, le voy a ayudar (en caso de que no lo sea), a “disfrazarse” aunque sólo sea, para ese día tan especial.

La levita es denominada ‘cutaway’ por el corte posterior que divide los dos faldones conformando su característica más reconocible y así prolongando su parte trasera hasta la altura de la rodilla, el corte es muy similar al de una americana, pero solo lleva un botón, que se sitúa a la altura del ombligo, aunque no siempre fue así.

morning_suit_front-300x300

Antiguamente dos botones puestos en cada uno de las solapas de la levita, se juntaban para ajustarla con una especie de gemelo conocido como link front.

En cuanto a los colores, el negro y el gris son las opciones más acertadas, aunque si opta por la segunda, debe tener en cuenta que no vale cualquier gris, el mid gray es el “color extremo” que se autoriza a llevar, puesto que la tendencia siempre es más oscura. Mi recomendación es el gris marengo también conocido como gris oxford puesto que su reflejo es mucho más brillante que el negro y es más agradecido con la elegancia masculina.

chaque gris y otro negro

Debe recordar a su sastre (el mío ya lo sabe), que las mangas de la levita, sin ser demasiado cortas, deben dejar asomar un centímetro el puño doble de la camisa.

En el caso de la levita, los bolsillos serán internos, a excepción del superior que podrá portar algún pañuelo (pocket squares) a juego con la corbata y que da un aire moderno a esta vestimenta. Esta prenda admite condecoración, aunque sólo una en el ojal. En caso de no ser un distinguido caballero y no tener alguna, podríamos sustituirla con una flor que nos acompañe tras la ceremonia.

EL-CHA~1

Hace unos días pude ver una foto de la boda de un famoso torero, y de un jugador de baloncesto que se casaban de chaqué y ninguno de estos era de los colores antes recomendados, le recuerdo que este post es para los auténticos puritanos de las tradiciones, en el no ocupan lugar distinguidos diseñadores que creen que por cambiar el color de las tradiciones tienen cabida en mi particular “salón de la fama”, al contrario, han pasado a formar parte de mi “lista de enemigos del buen vestir y de las tradiciones”.

Los pantalones serán clásicos, con bolsillos a ambos lados y un tercero en la parte posterior, de cremallera o de botones (ahí lo dejo a su elección) y a ser posible de tirantes de lazada (nunca de pinza), puesto que la vestimenta de etiqueta, adquiere un valor supremo cuando son ajustados por los tradicionales tirantes. El color clásico de este tipo de pantalones es raya negra y gris. En caso de tener pinza, se ruega utilizar la inglesa que abre de diferente forma que la nuestra.

morning-trousers-striped-300x300

Si su opción es la mid grey, o lo que sería lo mismo un mismo color gris para la levita, para el chaleco y para el pantalón, no olvide que los tres, deben ser del mismo tipo de tela. Tenga en cuenta que fue creación del Duque de Windsor en su afán de innovar. Aunque está considerado algo informal, está ganando adeptos con el paso del tiempo, en la boda del ahora Rey Felipe VI, pudimos ver al príncipe Carlos de Inglaterra con uno. Este chaqué, permite una mayor variedad de colorido tanto en los pañuelos (pocket squares) y en las corbatas como antes ya indiqué.

prince-charles-in-mid-grey-morning-suit-at-royal-ascot-2012-132x300

El chaleco en este tipo de vestimenta es algo mas que un complemento, es una parte fundamental, no voy a discutir sobre el color del mismo puesto que para celebraciones es normal darle algo de luz a tanta solemnidad. Con algo de luz, me refiero a algo de colorido, no que deslumbremos a los invitados, las estridencias las guardamos para la moda, no para la elegancia.

Esta vestimenta es utilizada también para actos solemnes por lo que el chaleco en este tipo de actos debe ser en colores más coherentes con la invitación, el negro o el mismo color de la levita (con o sin vivo), suele ser el más habitual, aunque para las bodas, hay una gran variedad de cortes y colores, siempre teniendo el cruzado como el más elegante. En cuanto a los colores antes mencionados, los tonos pastel nos hacen dar luminosidad a nuestro traje: el azul, beig, gris claro…

principe_carlos_inglaterra_chaque_gris_boda_10_madrid

Debe tener en cuenta que aunque un caballero siempre debe llevar la chaqueta abotonada, cuando un traje es de tres piezas (pantalón, chaqueta y chaleco) hay una permisividad mayor a llevar la chaqueta abierta, aunque debemos saber en qué momento hacerlo.

La camisa ha sido la parte que mas ha cambiado en el chaqué, en un principio hasta mediados del siglo pasado las camisas iban adornadas con un pañuelo alrededor del cuello, a ese cuello se le denominaba “wing” (muy parecido al del smoking) también conocido como cuello mariposa, ópera o tuxedo, y al pañuelo se le llamaba ascot. Por supuesto que quedan totalmente descartado el cuello con botones de las camisas tipo sport.

formal-casual-ascot-300x139

El cuello se ha modernizado siendo sustituido por el popular “down colar”, al igual que el anterior, los puños deben ser blancos y dobles siempre cerrados por gemelos. El cuerpo de la camisa dependiendo del acto será o el blanco clásico mas recomendado o puede variar a colores crema muy claros como el azul y el amarillo estos dos últimos mantendrán el cuello blanco u opciones como rayas azules y blancas que siendo una elección aparentemente más extrema, no deja de ser viable.

rocic2a6c3bco-y-cote_104

La corbata también ha tenido su evolución en esta prenda, mientras que para camisas con cuello wing, se utiliza un pañuelo más que una corbata, con la llegada del cuello inglés o francés (los más utilizados actualmente), se pasó a corbatas tradicionales. No teniendo que ser de colores excesivamente serios, en ellas se podría introducir alguna nota de color siempre que no tire por tierra la formalidad del conjunto. Lisas, de motas o estampados geométricos, como cuadros príncipe de gales, pero nada de motivos figurativos. El tipo de nudo adecuado es el four in hand o el Windsor.

Los zapatos si quiere ser muy práctico, utilizará zapatos tipo Oxford en negro. No vale cualquier zapato, puesto que este es un traje de etiqueta y por ello debemos tener un zapato acorde al traje. En caso de querer ser muy purista, las botas tipo ‘balmoral’ son las elegidas, son las que utilizaban en su momento los jinetes tradicionalmente ligadas a este traje. Además, éstas las podemos luego vestir perfectamente con un traje normal (quedan fenomenal). El mismo modelo existe con la parte superior en otro material y con los botones forrados.

Balmoral-Boot-411x400

Como antes indiqué, los zapatos Oxford en negro son una gran opción. Hablar de ellos, es sinónimo de hablar de la elegancia hecha zapato para hombre. Tienen su origen en la Escocia e Irlanda del siglo XVIII pero su uso masivo durante el siglo XIX por parte de los estudiantes de la Universidad de Oxford hizo que adoptaran finalmente ese nombre.

Captoe-Oxford-with-Brogueing-along-the-Cap-Seam

Quizás con los calcetines debería intentar salirse del riguroso negro o gris habitual en caso de asistir a una celebración y buscar algún color que sea más alegre y que sobre todo mantenga la sobriedad del traje. El color plata, es una buena opción.

Comenzando por los complementes, el pañuelo es de uso obligatorio, normalmente se suelen llevar uno de ‘adorno’ en el bolsillo de la solapa además del que siempre debemos llevar en el bolsillo del pantalón. En el caso del primero, se mostrará con forma de ‘U’ invertida para que pueda darle algo de alegría a la levita, en caso de optar por uno bien doblado en ese mismo bolsillo, debemos procurar mantener la paralela entre la solapa del bolsillo y el pañuelo en el interior, no sobresaliendo mucho mas de ¼ del pañuelo.

PAUELO~1

En el caso de querer portar una flor en el ojal de la chaqueta, debemos ser creativos y no llevar una de esas ya fabricadas para ello, la naturalidad procede de la naturaleza y una bonita flor puede ‘aderezar’ nuestro traje, en caso de optar por una, a ser posible que sea blanca o color pastel. No debemos olvidar que el chaqué es un traje de ceremonia que admite sólo una condecoración, la de mayor prestigio que tenga su portador, por lo que el lugar ideal para lucirla es en este tipo de celebraciones.

No debemos olvidar que el chaqué es una prenda muy clásica y sus complementos deben estar a la altura de la misma, de nada nos vale portar con un chaqué clásico un reloj muy moderno y colorido o corbatas estrechas, tan de moda entre la juventud, o zapatos sin calcetines y pantalones ‘remangados’. No olvidemos que una cosa es la moda y otra muy diferente la elegancia.

El sombrero o top hat es una prenda que hay que saber lucir, si no estamos acostumbrados a llevarla, o si vamos a ser los únicos de la fiesta en lucirlo, quizás la mejor opción es no llevarla, aunque hay sitios en los que es obligatorio hacerlo. Existen principalmente tres tipos de sombreros para llevar: el bombín, el homburg y el que yo considero más elegante y apropiado para este traje que es el de compa o chistera.

chistera, bastón y guantes

Otros accesorios a tener en cuenta son los guantes grises, un buen bastón de madera, un pañuelo alrededor del cuello de hilo, de color blanco y liso, y un reloj de bolsillo de oro o plata con leontina.

reloj-de-bolsillo

Si me pidieras un consejo a la hora de tener un chaqué, te diría que ninguna otra prenda del armario de un caballero, ha sufrido menos modificaciones que esta, lo que hace de ella, una buena inversión como traje de ceremonia, ya sea para tu propia boda o para la de algún familiar, siendo útil para el resto de celebraciones que posiblemente tengas durante el resto de tu vida.

Mi recomendación es que si tiene pensado adquirir una, lo haga a través de un buen sastre, a él le podrá pedir que valore las características especiales que pueda tener su cuerpo y así dar flexibilidad a sus cambios corporales a lo largo de su vida. Por lo que siempre con un ligero retoque podra adaptarlo de la mejor manera a su cuerpo.

Si tiene dudas, visite a mi buen amigo el sastre Néstor Rodríguez que le asesorará encantado que es lo mejor que puede elegir para su próximo evento.