Llega el 2018

Se termina este año al que tengo mucho que agradecer y algo que reprochar.

Ha sido un año difícil, con algunos cambios en mi vida que posiblemente se vean reflejados en el futuro.

Un año en el que me he conocido un poco más a mi mismo, en el que se que en ciertas cosas, aún no lo he dado todo.

Al 2017 quisiera agradecerle que me haya traído a nuevas personas a mi vida, también a las que en algún momento de la misma desaparecieron y decidieron dar una segunda oportunidad a la amistad, con ellas he hecho cosas extraordinarias este año que va a terminar.

También hay que tener tiempo para recordar los fracasos que como a todos, me han acompañado este año, la perdida de seres queridos y admirados, el distanciamiento con personas que en algún momento o en muchos, me dieron luz. Gracias a esos fracasos he conseguido cambiar el rumbo y dar nuevas perspectivas a mi vida.

Siempre hay algo bueno en lo malo, siempre encuentras una luz en las noches mas oscuras.

Ha habido momentos donde desearía que el tiempo fuera más rápido, donde deseaba que el 2018 abriera ya sus puertas pero en la vida todo pasa por algo.

Espero que el próximo año, me permita al menos volver a sentir las cosas buenas que este me ha dado.

Mi deseo para el próximo año es que nada ni nadie borre la sonrisa de tu corazón, todos merecemos a alguien que ame nuestros defectos, que comprenda que son parte de nuestro ser y por eso los acepte.

Alguien que bese las cicatrices de nuestras batallas, que no le importe el pasado y sobre todo que de sentido al futuro.

Con tu permiso le digo que te arriesgues a ser feliz, que sea el tiempo quien decida si mereció la pena, si por una vez hiciste bien en dejar de comerte la cabeza. Mira al frente, deja el pasado atrás y disfruta de cada día. La vida es un suspiro y no hay que perder el tiempo en esas persona que nos fallan, por desgracia hay personas que son como son y no debemos intentar cambiarlas por que en su manera de ser, también está su encanto.

Te deseo un Feliz Año.

Anuncios

Un beso no es sólo un beso

Siempre he oído multitud de verdades y de leyendas urbanas sobre los besos: desde; que besar previene las caries, que los besos ayudan a relajarse, ayudan a perder peso, ayudan a mantenerse en forma, aumenta tu autoestima, retarda el proceso de envejecimiento… Pero no soy yo quien le vaya a explicar aquí las bondades de un buen beso. Porque el beso es el lenguaje del alma.

Hoy quisiera tratar el beso desde el punto de vista de la educación, del respeto. Y para comenzar le haría una pregunta: ¿sería el beso un signo de saludo? Mi contestación: depende.

Existen dificultades para saber en qué momento de nuestra historia, el beso pasó a formar parte de nuestros hábitos. Aunque se decía que en la prehistoria, se utilizaba para olfatear a nuestro semejante, se tienen referencias de la época de los celtas donde se creía que tenia poder curativo. La palabra proviene del latín y se escribe ‘basium’.

Durante la edad media, los caballeros se casaban con la dama a la que besaban, a las personas de mayor nivel social, se les besaba en la mano y a los iguales en la mejilla, pero nunca se podía besar a una dama en la cara. Durante la Revolución Industrial, el beso se prohibió en público, aunque en 1968, se convirtió en un símbolo de rebeldía.

En lo que hoy nos concierte, existen principalmente dos tipos de besos desde el punto de vista del saludo, aunque con infinidad de tipos de significados. El beso en la mejilla y el beso que damos en la mano. No estoy descubriendo nada aún, pero estos (los besos) según el contexto en el que se den, pueden tener diferentes significados.

El beso en la mano, es el saludo propio de un caballero a una dama, indica lealtad, cortesía o galantería. Lo utilizamos para saludar a una mujer con la que no tenemos ningún tipo de vinculo y a la que queremos ofrecer respeto, pero será la mujer quien según la colocación de su mano, nos indicará que tipo de saludo quiere recibir, puede ser tan sólo un apretón de manos si la colocación de la misma se asemeja a la que solemos usar los hombres al saludarnos y de un beso si nos ofrece el dorso de la mano. En este segundo caso, el gesto debe ser el de acercar esa parte de la mano hacia los labios sin llegar a haber contacto.

besamano

No hace falta grandes gestos ni aspavientos, basta con traer la mano de la señora hacia nuestra barbilla. Por su puesto esta de más decir que nada de besos sonoros, sobran estridencias. Este mismo gesto se utilizará para saludar a un Obispo, Cardenal o Papa, aunque en el caso de este último existe una forma muy formal de hacerlo, pero de eso hablaré mas tarde.

El beso en la mejilla es un beso mas amistoso o familiar, aunque eso no hace falta que yo se lo diga porque usted ya lo sabe, lo que seguramente no sabe es que para personas con títulos nobiliarios o eclesiásticos así como antiguamente en grupos de alta clase se utilizaba también.

En el caso de la iglesia, no está de mas que sepa que al Papa, se le saluda con una genuflexión y un beso en el anillo del pescador. En caso de ser mujer, la genuflexión va acompañada de una reverencia rodilla en tierra. Si no procesara la religión católica, se le saludará como a cualquier jefe de Estado.

saludo al papa

Saludo a Su Santidad, beso al anillo del pescador

A un Cardenal se le besa el anillo cardenalicio con genuflexión y en el caso de los obispos se acompaña del beso sobre el anillo pastoral con una genuflexión siempre de pie. Creo que no está decir que a los sacerdotes se les besa la mano por estar consagrada y a los religiosos, el rosario que llevan en su habito.

En personas de diferente rango o edad, debemos esperar siempre a ver que nos ofrece la de mayor rango, y según su ofrecimiento, nosotros actuaremos en consecuencia. En el caso de los negocios y más si hablamos de forma internacional, mejor dejamos los besos a un lado para no equivocarnos en el saludo y empezar mal nuestro encuentro.

Los besos son diferentes según los continentes.

En África hay una creencia antiquísima de que no hay que besarse puesto que se pensaba que se escapaba el alma por la boca. Por eso en países como Sierra Leona se saludan frotando la barbilla con el otro.

En Europa según el país en el que nos encontremos existe diversidad de formas de besarse. Por ejemplo en ciertas áreas del norte de Francia, llegan a darse hasta cuatro besos, una moda entre jóvenes, lo habitual son tres y entre hombres dos.

En la zona del Benelux, Alemania y Suiza, se suelen dar 3 besos: derecha, izquierda, derecha.

En Polonia se mantiene la antigua costumbre de besar la mano a las mujeres cuando le son presentadas o son conocidas, aunque por modas, se están imponiendo los tres besos.

Los rusos son muy besucones, habiendo regiones en las que se dan hasta seis besos, pero lo normal son tres. Otra tradición antigua es la de darse besos en la boca entre hombres, hay una foto antigua del ministro de la Unión Soviética Brezney y el de Alemania Oriental Honecker pillados saludándose de esa forma.

El beso ruso

Uno de los más famosos besos de la Historia es el que tuvo lugar entre los líderes comunistas Erich Honecker, de Alemania Oriental, y Leónidas Breznev, de la Unión Soviética

En España, se dan dos besos cuando son presentados o conocidos, existe también la costumbre de sustituir el beso con el roce de mejillas.

En Italia o en Hungría, es costumbre besarse comenzando por el lado opuesto, en este caso la mejilla izquierda y no más de dos besos independientemente que sean dos hombres, aunque si son desconocidos, se dan la mano, independientemente que sean hombre o mujer.

La flema británica e irlandesa les hace ser reacios a los besos.

Opuestamente a lo que ocurre en muchas partes del mundo, los asiáticos no suelen ser muy dados al contacto físico en su forma de saludar, las genuflexiones o inclinaciones de cabeza son las más utilizadas por chinos y japoneses.

Curiosamente en Japón, los besos apasionados se dan en el cuello o en las manos, no en los labios. Según una tradición religiosa de oriente un beso, sería la manera de dar y recibir energía espiritual.

Sobre la cultura japonesa hay mucho que decir, para lo cual dedicaré otro post. Pero si me gustaría mostrarle alg muy básico :

reverencia en japón

El dibujo anterior, es muy recurrido entre los profesionales del protocolo y la diplomacia para explicar los tipos de reverencia utilizados en Japón, en primer caso encontramos eshaku que es un tipo de reverencia no muy formal en la que se inclina la cabes unos 5 grados aproximadamente. Se puede decir que su informalidad llega a tal punto que las personas por la calle no suelen pararse para hacerla sino te miran, hacen el gesto sin parar de caminar.

En el segundo caso Keirei es utilizada para personas con las que no tenemos ningún vinculo, es mas seria. El  Saikeirei es el saludo efectuado cuando se desea reflejar un máximo respecto y es realizado en situaciones de agradecimiento o de disculpas.

Continuando con Asia, culturas como las indostánicas o en Borneo, el beso es una forma de reconocer a través del olfato a la persona que se saluda.

En Latinoamérica, se suelen dar como en canarias un solo beso en la mejilla cuando son conocidos o familiares. En Argentina, sobre todo en las grandes ciudades, los hombres se suelen dar un beso en la mejilla, sin que haga falta mucha familiaridad para ello. En algunas partes de Brasil suelen darse hasta tres besos.

Por el contrario, en Estados Unidos, es muy raro darse un beso incluso entre amigos o conocidos, aunque en familia los padres suelen besar a sus hijos en la boca (pico), mientras que en Canadá son reticentes a cualquier contacto físico.

En el caso de los países árabes o musulmanes, entre hombres y mujeres públicamente no hay ningún tipo de contacto, es mas habitual estrechare la mano mientras se dice ‘salam aleikum’, entre hombres lo habitual es dar tres besos, aunque apenas se rocen la cara. Se suele decir que cuanto más efusiva y mas dado es un pueblo a mostrar sus sentimientos, mas besos se dan.

En India, el saludo habitual es juntar las manos a la altura del pecho pronunciando la palabra ‘namaste’ que significa hola en hindi. Entre amigos o familiares se utiliza el abrazo, aunque la señal de máximo respeto mostrada a nuestros mayores o superiores es la inclinación para tocarle los pies y así poder recibir su bendición. Normalmente sólo los niños pueden ser besados en público. Para algunas tribus levantar la mano derecha y enseñar la palma, es una forma de saludo y en regiones como el Tibet, sacar la lengua es una muestra tradicional de respeto.

Como curiosidad, el saludo maorí tradicional de Nueva Zelanda se llama ‘hongi’ y es la forma de dar la bienvenida de manera respetuosa. Consiste en poner la nariz sobre la de nuestro invitado con esto realiza un ‘intercambio de aire’ entre las personas que se encuentran.

beso del rey

Saludo Maorí