Cuaderno de Bitácora VI. Polonia.

El hecho de montar en moto te convierte en parte de un grupo exclusivo, una camaradería que va mas allá del lugar del que procedes, de tus ideales de tu país o incluso de tu idioma.  No pido mas que el cielo sobre mi casco y la carretera bajo mis ruedas.

En  mi salida de Praga  me encuentro con la ciudad de Ostrawa es la tercera ciudad más importante de República Checa con un estilo muy industrial, fue fundada por el obispo Olomouc a finales del siglo XIII para defender la zona del ataque de los invasores procedentes del norte. Actualmente es el primer centro metalúrgico de Chequia y también es conocida por ser el lugar de nacimiento de un importante tenista Ivan Lendl.

La ciudad de Olomouc se encuentra en mi recorrido hacia Praga. Atravesando sus distintos barrios históricos, puedo observar una serie de plazas, todas ellas dotadas de fuentes, por lo que se la conoció antiguamente como la ciudad de las fuentes. Recorriendo estas plazas damos un paseo a través del tiempo hasta llegar al palacio milenario de los Premyslidas. cuando ves tanta historia (de la buena) y vuelves a casa, te das cuenta lo insignificante que es nuestra vida y como siempre intentan recordarnos que somos el centro del universo. En cierta medida es cierto, somos el centro de nuestro universo, pero somo algo insignificante en el universo real.

En el año 2000 su impresionante columna de la Santísima Trinidad fue inscrita en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Esta columna es una espléndida obra monumental barroca que fue realizada entre los años 1716 y 1754 según el proyecto del arquitecto Václav Render, que quiso construir una obra maestra que no tuviera comparación.

HD foto desde la catedral

vista de la ciudad desde la torre de la Catedral de San Pedro

Unos kilómetros más adelante, me encuentro con la segunda ciudad más importante: Brno es una ciudad muy diferente a Ostrawa, quizás podríamos decir que es la ciudad administrativa de República Checa. Entre sus edificaciones encontramos el tribunal constitucional, el tribunal supremo, el defensor del pueblo y diversa variedad de autoridades estatales. Pero lo que verdaderamente llama la atención es el castillo y la fortaleza de Spilberk y como no, la Catedral de San Pedro y San Pablo, no suele haber en Europa ningún lugar que se precie que no tenga una Catedral. Son dos edificios medievales que dominan su paisaje urbano y que son presentados como sus símbolos tradicionales. Es la ciudad mas grande de Moravia y la capital histórica del Margraviat.

catedral San Pedro en -brno-007

Interior de la Catedral de San Pedro (Brno).

Llego a la ciudad de Lodz en la que destacaría entre sus edificios la basílica de San Estanislao Kotzka con su enorme pináculo. De estilo historicista e inspirada en la catedral alemana de Ulm, es su iglesia católica principal. A su lado, la ortodoxa catedral de Alexandre Nevski casi parece de juguete, pero es mucho más bella al ojo por su declarado exotismo bizantino. Construida un poco antes y en estilo neo-bizantino por los mercaderes ortodoxos, mantiene esa característica planta octogonal que tan poca presencia tiene en España.

LodzI

Lodz compite con Cracovia por el segundo puesto entre las ciudades con mayor población de Polonia, a mucha distancia eso sí (cerca de un millón de habitantes) de Varsovia. Lodz es una ciudad industrial que no deslumbra a primera vista como sí lo hacen otras ciudades de este país, pero también tiene su encanto gracias a sus edificios de estilo Art Noveau, sus museos, el parque Lagiewniki o la calle Piotrkowska, una de las calles comerciales más largas del mundo y de facto la mas larga de Europa con sus mas de 5km de tiendas.

Lodz carece de infraestructuras monumentales o históricas destacables a excepción de la antes nombrada Catedral de Alexandre Nevski, o al menos tan llamativas como sus ciudades vecinas. Para más inri, su entramado industrial textil entró en franca decadencia tras la perestroika. La que era uno de los centros neurálgicos de la producción de ropa y tejidos para toda la órbita soviética durante cuarenta años, se vio muy afectada con la reconversión al capitalismo. De tal modo que en los años noventa su decadencia era evidente, así como la pérdida de población consecuente. Hasta hace muy pocos años, a Lodz se la definía con desprecio como la Seattle europea, comparando la degradación de ambas ciudades con la caída de sus respectivas industrias centrales.

A cierto personaje de esta ciudad, las mujeres le deben mucho. Su nombre es Max Faktor seguramente todas le conocerán por su marca de cosméticos con el mismo nombre.

Breslavia también conocida como Wroclaw, en polaco, y Breslau, en alemán, Breslavia es una de las ciudades más bonitas de Polonia. Situada al suroeste del país y bañada por el río Oder, Elegida recientemente capital europea de la cultura. Breslavia cuenta con 700 años de historia como ciudad alemana. Capital de la Baja Silesia, la Breslau germana se convertiría en la polaca Wroclaw en 1945, fruto de la Conferencia de Postdam que puso fin a la Segunda Guerra Mundial y declaraba oficialmente derrotada a la Alemania de Hitler.

Hoy es la tercera ciudad más importante de Polonia, pero antes de finalizar la II Guerra Mundial, estuvo integrada en Alemania tras haber formado parte de la República Checa y de Austria. En la actualidad, la capital de la Baja Silesia mantiene una acertada armonía entre modernidad y tradición, claves para convertirse en un destino turístico de primer nivel. La ciudad destaca por muchas razones. Una de ellas es su clara apuesta por las nuevas tecnologías, que me asombran en cada esquina a través de recreaciones virtuales y pantallas táctiles. De hecho, es fácil ver a los más pequeños sorprendidos ante cualquiera de estos artilugios, que ayudan a hacerse una idea de cómo era la vida en la Polonia del siglo XVIII.

Si vienes a esta ciudad no puedes dejar de buscar (con paciencia) a los nomos. Descubrir a los cientos de gnomos que la habitan. Éstos aparecen en los rincones más insospechados y siempre en una pose relacionada con algún trabajo. Lo más curioso es que este auténtico ejército de figuras diminutas tiene un origen político. Fue en los años 80, bajo el control de la Unión Soviética, cuando los miembros de un grupo conocido como Alternativa Naranja decidieron recurrir a la ironía para mostrar su descontento con los abusos cometidos por los dirigentes. Su protesta, para la que eligieron como símbolo un gnomo vestido con un sombrero naranja, derivó en la posterior aparición de los hombrecillos por toda la ciudad. Un consejo: olvídese de los mapas que hay publicados que señalan la ubicación de estos seres. Lo mejor es encontrárselos por sorpresa y observar a qué se dedican. Hay maestros, banqueros, periodistas, carteros… Descubre a tú preferido.

Con este bagaje histórico, Breslavia resulta una ciudad irresistible para cualquier turista, incluso si vienes en moto, porque en moto puedes visitar cualquier sitio y dejarla aparcada cerca. Como la Plaza del Mercado o Rynek, en el centro de la ciudad medieval, en la que destacan también el edificio del Ayuntamiento, la iglesia de Santa Isabel y la Plaza de la Sal –donde encontramos el edificio de la Antigua Bolsa-. Otro punto de visita obligada es el edificio de la Universidad, construido en el siglo XVIII durante dominio prusiano. El famoso puente Most Tumski comunica la recoleta Isla de Arena en medio del Oder con la Catedral de San Juan Bautista.

Cuando recorres sus anchas autopistas te das cuenta de lo ínfimos que somos y lo infinito que es el mundo. Tienes tiempo de pensar, de meditar, de reflexionar… De hacer examen de conciencia y preguntarte ¿por que hemos elegido una vida mas aburrida, mas monótona?, ¿que nos hizo cambiar de aquella vida de nómadas que tuvimos antiguamente a esta tan sedentaria?

Camino a Cracovia, me vinieron a la cabeza un montón de recuerdos del cine, y de una de las películas que mas me ha impactado de entre las miles que he podido disfrutar. Fue allí donde transcurrió principalmente la temática de la oscarizada “la lista de Shindler” que narra la historia de un empresario alemán (Oskar Shindler) miembro del partido nazi que salvó la vida a aproximadamente 1200 judíos empleándolos en sus fábricas.  El triste destino del pueblo polaco, arrasado por rusos, nazis y abandonado y traicionado por los aliados.

Parece que el viaje esta muy bien organizado, pero me vuelvo a perder pese a que los caminos están muy bien señalizados (aunque como dije antes con nombres impronunciables) tomo una mala decisión que me cuesta unos cuantos kilómetros mas, pero que mas da, no he venido a cumplir unas expectativas, he venido a disfrutar y eso hago, cada error es una experiencia, cada mala decisión un disfrute. Pero como ya expuse anteriormente, todos los caminos llevan a Roma y muchos de ellos pasan por Cracovia, así que seguimos para adelante que ya la vida nos presentará una solución.

Cracovia fue la antigua capital de Polonia, para los polacos es el verdadero corazón de su país y la ciudad más visitada. Su casco histórico es patrimonio de la humanidad, y vaya que si lo vale, me prometo volver, pero esta vez espero que no sea sólo. su extraordinaria plaza del mercado con el edificio de la Lonja de los Paños y la Torre del Ayuntamiento, su barrio judío mas conocido por “Kazimierz” su distrito Podgorze donde vivía el gueto judío y la mas reconocida fábrica industrial de Oskar Schindler.

IMG_1090

Busco donde dormir, esta ciudad hay que vivirla de día y de noche y hoy va a ser una gran noche. Me fascina el ambiente de esta ciudad, donde la vida cotidiana se entrelaza con la historia, donde todos viven de manera diferente, donde hay ganas de vivir, donde hay mucho respeto por sus turistas porque viven de ellos, pero también muestran un inmenso respeto por su historia, no olvidemos que muchos de los países de este entorno sufrieron la barbarie de una guerra y sus consecuencias y han sabido levantar cabeza y seguir caminando combinando su historia mas oscura con el progreso de su pueblo.

 

Entre las anteriores ciudades importantes de este país, visité ciudades menos importantes pero no por ello menos bonitas como: Skawina, Gliwice, Rybnik, Zory, Mszana, Krostoszowice,..

Mi última parada será en la ciudad de Katowice, capital de la región histórica de Silesia y hasta hace poco un importante centro minero. El pasado industrial se ve reflejado en la arquitectura de la ciudad y uno de los lugares a visitar es el barrio de Nikiszowiec construido para los mineros que trabajaban en una mina cercana.

HD foto moto del viaje

En lo referencia a cultura, su auditorio es uno de los más modernos y mejores de Europa y el edificio de Spodek (platillo en español) construido en los años setenta del siglo pasado, por ser un espacio polivalente hospeda eventos deportivos, festivales de música exposiciones etc.

“Sobre una moto, no importa a que te dediques, que religión proceses o de que lugar seas. Ya eres mi compañero y al final del camino, seguro serás mi amigo.”

Anuncios

Cuaderno de bitácora, episodio I. Centro Europa en Moto

“El viaje comienza cuando empiezas a soñarlo”

Mi próximo viaje comenzó en una de tantas salidas en moto que hice con “Maita” mi fiel montura y el grupo con el que suelo rodar, la primera propuesta fue ir a Gran Canaria, eso está a tiro de piedra. Pero como bien sabe querido lector en cualquier salida en moto, es en el momento de sentarse a comer (y beber), en el que surgen las propuestas, los sueños emanan como los grelos en las papas cuando tienen un poco de humedad.

Si hay algo en mundo que me hace feliz (a demás de tener a la gente que quiero cerca). Es viajar. Esa afirmación, no es ninguna novedad, quienes me conocen saben que soy un culo de mal asiento y viajar es una de mis inquietudes o mejor dicho, mi inquietud. Me encanta pasar de viaje a viaje, casi sin tiempo para organizarlo y así disfrutar permanentemente del mundo soñado.

Una vez oí a alguien decir que el mundo está lleno de caminos y casi todos llevan a sitios que nos importan más bien poco, y sin embargo todos se empeñan en decirnos que en realidad son importantes: trabajo, hipoteca, sociedad, horarios, relaciones humanas… pero no, no son importantes, sólo son necesarios.

Nos vemos obligados a transitarlos para alimentarnos y cuidar de nuestra familia. Intentan hacernos creer que llevan a alguna parte, cuando todos sabemos que en realidad no llevan a ningún sitio.

Sin embargo, hay unos pocos caminos, que llevan directamente al fondo de lo que realmente quieres y sientes. Intenta encontrar el tiempo para vivir de esta manera y así no olvidaras quien eres.

Bien es cierto que lo esencial es invisible a los ojos, pero también lo es mi felicidad al rodar por fin sobre mi moto por las carreteras de países como  Polonia, República Checa… Como te decía al principio, llevo preparando este viaje desde hace meses y ahora sé que es verdad y quiero compartirlo contigo.

El objetivo es, la celebración del 115 aniversario de Harley Davidson en Praga. la República Checa está considerado el país de las ciudades mágicas. Donde las historias del pasado se funden con las vivencias del presente.

Pero antes, me daré una vuelta por Polonia en la que seguramente también veré fotografías que me moverán de mi montura, lugares que no creí que existiesen y gente que no sabría definir con palabras, la amabilidad que han tenido con un extraño que se ha presentado sobre dos ruedas.

Días en los que rodaré mucho, visitaré lugares de interés, comeré la comida tradicional de esos países, conoceré sus costumbres y conviviré con moteros de muchos paises.

Dicen que cuando visitas Chequia, te das cuenta que es el lugar que siempre quisiste visitar, las carreteras se enmarcan en un paisaje de belleza natural, pueblos románticos, ciudades vibrantes y castillos antiguos. Estupendos restaurantes con una gastronomía extraordinaria y por su puesto la mejor cerveza del mundo.

Recorreré caminos, atravesaré pueblos y plazas históricas, disfrutando de las vistas desde lugares emblemáticos como el castillo de Praga. Haré una parada para tomar café en la plaza de la Ciudad Vieja. Visitaré el centro histórico más grande de Europa.

Rodaré desde Praga hasta sus ciudades limítrofes a través de sus calles serpenteantes, atravesando encantadores valles siguiendo sus ríos, subiré a los montes para poder disfrutar de sus vistas y admiraré a través de mis ojos los castillos históricos.

Caminaré por donde caminaron los reyes en el pasado, viviré un cuento de hadas disfrutando de una arquitectura emocionante en un país que ha sido cruce de naciones, cultura y civilizaciones durante milenios. También por donde crecieron Papas, en fin conoceré parte de la historia de la vieja Europa.

La parte más difícil de un viaje es salir de casa, es abandonar tu zona de confort, donde te sientes bien, donde todo lo puedes controlar.

Este viaje es algo mas que un viaje, este viaje representa el deseo de mucha gente a salir de su día a día y lo hago por ellos, por todos aquellos que añoráis la libertad, para que recordéis la primera vez que dejaron atrás su rutina. También lo hago por los que como yo en estos días iremos aún más lejos. Generaciones de padres, hijos, madres, hermanos y amigos que arrancamos nuestras motos y gracias a ellas hicimos realidad nuestros sueños.

¡Comienza el viaje!