Ciertos gestos distinguen a los caballeros del resto de los hombres

La galantería no es algo cursi ni pasado de moda, es un código que los caballeros que sienten admiración por las mujeres ejecutan desde el más absoluto respeto, también es aplicable a las personas mayores.

En el caso de aquellos que no han sido educados como tales, ridiculizar y mofarse de la misma es lo más fácil, pero aún no he conocido a ninguna mujer que no se sienta halagada cuando por costumbre, se tienen este tipo de actos con ella.

Corrijo el párrafo anterior, conocí a una chica en la universidad que confundió galantería con coqueteo, a ella le conteste: sabes que una persona te puede tratar muy bien sólo porque tiene valores y no porque le gustes, no confundas amabilidad con flirteo.

Existen un montón de adjetivos que pueden definir la galantería a quien la práctica, de cada uno de ellos sacarás conclusiones en torno a la gente que te rodea y que acostumbra a utilizarla: caballerosidad, educación, cortesía, gentileza, atención, delicadeza. Ser galán es una actitud en la vida de admirar no sólo al ser querido sino al ser respetado.

No debemos confundir a quien lo hace por profesión de quien lo hace por educación, no es lo mismo un caballero que te abre la puerta de un coche o que te acomoda en la silla, que un botones de hotel que te abre la puerta del coche, el segundo tiene la obligación de hacerlo y el primero el honor.

Ser galante no tiene nada que ver con segundas intenciones, no se obtiene nada a cambio de la galantería, al contrario cuando la intención es interesada se acaban dando cuenta.

Qué entendemos por galantería y desde cuando se utiliza este termino.

Cuentan que la galantería nació en Francia aunque como en algunos casos pasa hoy en día, fue mal utilizada por los libertinos para conseguir sus conquistas.

Los gestos de un galán no varían, son tradiciones que pasan de padres a hijos, como la educación, aunque lo que ha hecho que varíe es la manera que tiene esta sociedad actual a la hora de querer equiparar en todas las circunstancias de la vida ambos sexos. Muchas mujeres se sienten ofendidas por equivocadas ideas sobre el feminismo.

Resultado de imagen de galantería

El galán con éxito es aquel que realiza esos pequeños gestos de manera totalmente voluntaria y natural, lo hace así porque lo lleva haciendo toda su vida y no le cuesta nada,  al contrario cuando es forzado o por obligación, pierde todo el sentido y el encanto.

Los movimientos son naturales, no es cuestión de hacer sentir a la mujer como si llevará un guardaespaldas sino un caballero a su lado, la seguridad es tu mejor herramienta.

No es galante quien pregunta, sino quien actúa. No se pregunta si quieres que te ponga el abrigo, directamente lo coges y se lo pones, no le preguntas si quiere más agua o vino, se lo sirves directamente, sin necesidad de anunciarlo.

Es una confusión pensar que sólo los hombres pueden ser galantes, la mujer tiene también parte en este juego de educación y atención para dos: colaborar y aceptarlo, como bien sabe querido lector, a nadie le amarga un dulce.

Si algo no es bien recibido, hay que tener la delicadeza de hacerle entender que, por ejemplo, no hace falta abrir la puerta del coche pero con un sincero y discreto agradecimiento y una gran sonrisa.

Algunos de los gestos galantes que siguen prevaleciendo

Todos tenemos en mente los típicos gestos galantes. Si haces todo lo que voy a contarte a continuación, tienes muchas posibilidades a ser el galante del año.

Cuando te encuentres en un sitio público siempre pasa tú primero y mantén la puerta abierta hasta que pase tú acompañante. En caso de que la puerta abra en sentido contrario, la abres y esperas mientras la sostienes a que entre. Al contrario de cuando entras en tu casa o a cualquier habitación cerrada, abres la puerta desde fuera e invitas a tú acompañante a entrar primero.

Cuando esperas por la mesa en un restaurante y te sirven una copa de bienvenida, debes coger el abrigo y el bolso de la señora y dejarle las manos libres para que pueda coger su copa. Se puede manejar todo con mucho estilo.

Resultado de imagen de galantería

Todo aquel bulto que pese lo tienes que llevar tú, independientemente que sea de tu madre, de tu hermana, de tu abuelo o de tu vecina. Bien es cierto que algunas mujeres se “rebotan” porque quieren demostrar que ellas pueden, eso lo damos por hecho, pero qué prefieres ser tú quien porte el bulto.

En el siglo XXI si no es para ser recibidos por los reyes, no hay ni reverencias ni genuflexiones, pero si quieres saludar a una persona mayor, una manera “distinta” de hacerlo, es marcando la intención del beso en la parte superior de la mano.

Si tienes más curiosidad sobre los besos, te invito a leer mi post titulado “un beso no es sólo un beso”

Con respecto al coche, es un detalle abrirle la puerta para que pueda entrar o salir y cerrarla cuando ya está acomodado.

otro gesto, aparentemente pequeño, al que muchos ni siquiera prestarán atención. Sin embargo, es obvio que eligiendo la parte exterior de la acera, el hombre, de esta manera, tiene la intención de proteger a su acompañante de situaciones imprevistas en la calzada y de posibles efectos graves que pueden ocurrir. ¡Verdaderamente, este es un gran gesto de caballerosidad!

La actitud de alabar lo bueno y guardarse lo malo es algo que no debería verse reflejado aquí, pero que por desgracia hay que nombrar. Corre mucho cotilleo suelto, críticas destructivas, meteduras de pata… La televisión y sus programas basura están haciendo mucho daño a nuestra sociedad.

Las escaleras son uno de los dilemas que mas me preguntan, quien pasa primero y quien pasa después, quien sube y quien baja… En caso que sea subiendo, pasa primero la mujer puesto que si tropezara, el hombre podría sostenerla desde atrás. En caso de ser bajando, pasa primero el hombre. Es una simple y antigua costumbre de protección por si cae.

Conozco muchas mujeres que adoran tener a un hombre galante a su lado, también las conozco que no lo aprecian, pero es cuestión de gustos como la moda. Yo opto por ser servicial y ayudar en todo lo que pueda y si es a través de la galantería, mucho mejor