No confecciona moda, confecciona elegancia y distinción

Hace un tiempo, mi amigo Nestor Rodríguez considerado uno de los mejores sastres de Canarias, me pidió que le ayudará en su presentación para la VI edición de la pasarela de Tenerife, que de manera muy acertada organiza el Cabildo Insular de Tenerife a través de Tenerife Moda, una extraordinaria propuesta de Efrain Medina capitaneada por José E. Sánchez Giuseppe un palmero ciudadano del mundo.

Tuve la suerte de sentarme a hablar con Nestor un rato y sacar un montón de conclusiones sobre la vestimenta masculina.

Presentación Tenerife Moda Poncho Argetino en Principe de Gales

Nestor Rodríguez con uno de los modelos que porta un extraordinario poncho argentino en príncipe de gales.

Las modas se han impuesto hasta para vestir de traje, la globalización de la mediocridad en la forma de vestir, ha hecho que sea muy difícil encontrar caballeros elegantes, resulta muy complicado cruzarse por la calle con algún señor, que posea ese halo tan especial y difícil de definir que no deja indiferente a tu mirada.

Ser elegante, está al alcance de toda persona con un mínimo de sensibilidad y educación, si se deja guiar adecuadamente y sabe acudir a las fuentes adecuadas a la hora de hacerse con la mayor parte de las prendas de su fondo de armario. La combinación de prendas inesperadas, la seguridad y la forma de llevarlas; hacen que esa persona deje huella por donde pasa.

La principal característica que te encuentras al entrar en la sastrería de Néstor Rodríguez es su silencio, pese a estar en medio del Santa Cruz de siempre, junto a la calle mas comercial que siempre tuvo esta ciudad. Sus maniquís te muestran los resultados de un trabajo minucioso, chaquetas casi terminadas o abrigos a los que sólo les falta el detalle con que sus propietarios han decidido personalizar.

Lo normal, en cualquier sastrería, es ver infinidad de telas que muestran la opulencia de esta profesión, pero este sastre es diferente, cambia la desmesura por el minimalismo de tener los pliegues de tela ordenados en una cómoda que guarda los mas preciados ingredientes para la confección de un gran resultado.

Hoy le preguntaré por los trajes, algo que cualquier hombre debe tener en su fondo de armario y que quizás sea la pieza que mas confecciona en su taller.

¿Por qué un traje a medida (bespoke)?

La principal distinción que tiene ese, sobre un traje de confección también llamado ready to wear, es la hechura personalizada del bespoke, la personalización de la prenda y su ajuste al caballero sólo se puede lograr tomando las medidas acertadas, hacen falta más de 50 horas para hacer un buen traje.

Todos los amantes del buen vestir, deberían experimentar al menos en alguno de sus trajes lo que se siente vistiendo a medida. El caballero elegante, sabe que la marca es secundaria, es la hechura de la ropa la que se ajusta a él como sólo lo haría una segunda piel.

Aunque este no es el único motivo por el que un caballero se dirige a una sastrería a medida, el motivo principal es porque quiere adquirir una pieza muy cercana a una obra de arte, ya que detrás de un traje hay un enorme trabajo, ese caballero conoce el significado de la palabra elegancia porque ha crecido con él y tiene cierta inquietud por el arte, la belleza y las cosas bien hechas. Por eso le visita.

NUEVA_72

El caballero español, sufre de timidez al vestir, da la sensación de que le da vergüenza exponerse a los demás con un traje, un corte o un color diferente al de su entorno, parece que estamos predestinados a llevar ciertos colores: gris, azul o negro. Al contrario, en otros países como Italia o Reino Unido, el hombre presume de su traje; de su corte, de sus colores de su estilo.

Otra gran asignatura pendiente en el vestir del caballero es el traje cruzado, un hombre elegante debería tener alguno, no hay hombre al que una chaqueta cruzada le pueda perjudicar y si a este le sumamos un chaleco, tendremos un tres piezas muy valorado.

Coincide con Alan Flusser, en que las dos notas que definen el buen vestir del caballero, son la correcta elección de los colores y del corte que mejor se adapta a sus particularidades físicas.

Deberíamos ilusionar nuevamente a nuestros jóvenes para que vuelvan a tener estilo propio y dejar de ser esclavos de las marcas. Pese a ello, no dejan de sorprenderme aquellos que le dan gran importancia a la elegancia y al buen vestir.

La moda es algo pasajero, la elegancia es atemporal, por eso siempre los sastres intentan no hacer moda, aunque saben que esta puede ser su escaparate.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s